Xavier College Preparatory

Sábado 17 de noviembre de 2018, a las 5:30 pm

Esta es la novena cena anual, un evento de recaudación de fondos para las Escuelas Católicas de la Diócesis de Phoenix.
Reconociendo que la educación Católica es vital para el futuro de la Iglesia, la misión de la Noche de Esperanza (Night of Hope) es hacer una educación Católica asequible y accessible para aquellos que verdaderamente quieren tener a sus niños en un ambiente amoroso lleno de fe.

Nuestra misión:

Reconociendo que la educación Católica es vital para el futuro de la Iglesia, la misión de la Noche de Esperanza (Night of Hope) es hacer una educación Católica asequible y accessible para aquellos que verdaderamente quieren tener a sus niños en un ambiente amoroso lleno de fe. Para lograr esto, esperamos incrementar los fondos para becas escolares en toda la Diócesis.

Nuestra visión:

La Noche de Esperanza (Night of Hope) es una noche en la que se celebra a las Escuelas Católicas de la Diócesis de Phoenix. Reuniendo a miembros de cada comunidad escolar, queremos demostrar nuestra fundación común de fe mientras compartimos la identidad única de cada escuela. Buscamos que esa noche ilumine los logros de nuestros estudiantes y que esté centrada alrededor del compañerismo y la celebración.

Nuestra meta:

La capacidad de proveer becas escolares a cada niño que busca una educación Católica es la meta de la Noche de Esperanza (Night of Hope). Esperamos poder proveer una educación Católica más y más estudiantes cada año.

¿Cómo puede usted ayudar?

Su regalo (donación) en apoyo de la Noche de Esperanza (Night of Hope) será un regalo perdurable para las escuelas de nuestra diócesis. Su regalo (donación) tiene el potencial de cambiar miles de vidas ahora y en el futuro. Su regalo (donación) llegará a nuestros vecindarios más pobres, dando la inagotable bendición de una educación basada en la fe a un niño que realmente la necesita. Con su regalo (donación), usted fortalece el legado dado a cada uno de nosotros, asegurando que eso continuará para las generaciones por venir, abriendo las posibilidades de una educación Católica para cada niño.